Datos

En este momento, es poco el avance de datos que se pueden presentar como resultados definitivos de esta investigación, no obstante, hay una serie de antecedentes que sirven para defender la idoneidad de este estudio y la oportunidad que establece. 

 

La Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales en España 2018-2019 del Ministerio de Cultura y Deporte arroja los datos más optimistas de consumo cultural desde que hay registro. Entre la muestra de población objeto de análisis – 16000 personas mayores de 15 años – la asistencia a museos, exposiciones y galerías de arte ha subido más de siete puntos porcentuales con respecto al ejercicio
anterior, representando un tipo de servicio cultural al que acceden el 46,7% de los encuestados. Esto lleva a confirmar al entramado de museos, centros de arte y de exposiciones español como un bien preciado al que la ciudadanía nacional acude para satisfacer mayoritariamente sus necesidades de ocio y entretenimiento, valorándolo positivamente (8,2/10). 


En este ambiente de euforia, donde 2019 pareció cerrarse con el récord en visitas a museos, exposiciones y centros de arte nacionales – en torno a los 20 millones de visitas –, las circunstancias nos llevan a situarnos ante un escenario diametralmente opuesto.

El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria establece un periodo de confinamiento domiciliario obligatorio como una de las principales medidas para la protección de la ciudadanía y del sistema público de salud español tras la declaración de pandemia provocada por el brote de coronavirus COVID-19. Ante este cambio de paradigma hay muchos interrogantes y escasos planes de futuro en las instituciones culturales donde cabría plantearse los siguientes interrogantes:

  • ¿Son las experiencias a través de internet un medio alternativo a través del cual seguir disfrutando de las colecciones y servicios aparejados al conjunto de museos de España o son una experiencia complementaria, distinta y no alternativa a la práctica museística tradicional?

  • ¿Qué estrategias on line se están diseñando por parte de las instituciones museográficas para conservar a los públicos y mantener su índice de actividad a pesar del distanciamiento social impuesto?

  • ¿Cambiará para siempre la manera de relacionarnos con los museos en aras de una mayor virtualización de colecciones y servicios?

Participantes

 

Según el tamaño de la muestra, son invitados a colaborar con este estudio los museos de grandes ciudades en correlación de 1 museo por cada 300.000 habitantes.

En este apartado de la web iremos publicando los nombres de los museos que confirmen su adscripción a esta investigación.

Conclusiones

 

Aún es pronto para concluir. Los acontecimientos y los cambios de realidades aconsejan meditar en base a los datos obtenidos con calma y perspectiva para poder dilucidad hacia dónde caminan las exposiciones y contenidos desarrollados por museos en el ámbito on line.

© 2020 Creado por Santiago Campuzano